Pistas de canicas

Las canicas nos pirran, chiflan, enloquecen, entusiasman, encantan, nos alelan y nos enamoran. Esos pequeños seres que viven en cajas de metal esperando a ser sacadas a la pista de bolas para batir su mejor récord, unas más grandes y otras más pequeñas, pero todas dispuestas a brillar a gran velocidad. Las posibilidades de juego que ofrecen las pistas de canicas son casi infinitas: el recorrido puede variarse, se pueden añadir obstáculos, se pueden lanzar diferentes números de canicas a la vez a ver qué pasa, se pueden introducir objetos sonoros en el recorrido,...Y hasta se puede jugar a oscuras con ¡canicas fosforescentes! 

Elementos 1 a 12 de un total de 37

por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4

Elementos 1 a 12 de un total de 37

por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4